Mis 2 amigos Gringos pescando en la cuenca del Cachapoal

Hola Amigos….

Hoy les traigo una aventura diferente que se gestó durante un poco más de un mes, y que se materializó espectacularmente el día sábado recién pasado con 2 amigos Gringos pescando en nuestras aguas 🙂 . La idea era hacer coincidir una salida de pesca en la cordillera de la zona central de Chile con la venida de Charlie, un amigo gringo que tenía muchas ganas de pescar por acá, aprovechando algunas reuniones que tenía en Santiago…

Luego de algunas llamadas y coordinaciones, finalmente quedamos de ir a visitar la cuenca del río Cachapoal. Los convocados finales fueron mi amigo David, otro gringo que ya lleva un tiempo viviendo en Chile y que ya se hizo un espacio importante entre mis grandes amigos que me ha regalado este lindo pasatiempo. Guille, un amigo que me regaló la vida y que ésta fue su primera incursión con las cañas, plumas y  anzuelos. Y finalmente pero para nada menos importantes, la compañía y guía de algunos de los integrantes del grupo Cachapoal4, un grupo de amigos que estoy muy seguro pronto dará bastante que hablar en el mundillo de la pesca con mosca nacional

El viaje desde Santiago inició a eso de las 06:00 AM y a eso de las 8:00 AM ya andábamos en las orillas del río…

El camino hasta allá es bastante complicado y eso solo le daba a esta salida mayores matices de aventura…

Las aguas de los ríos de la zona estaban todas turbias producto de la lluvia cordillerana que hubo durante la semana, pero gracias al conocimiento de los ríos del lugar de Cachapoal4, encontramos el sitio perfecto para nuestra jornada, al que llegamos luego de pasar a dejar nuestros datos en Carabineros de Chile

El lugar seleccionado impactaba por su belleza y de seguro mis amigos extranjeros pudieron maravillarse del hermoso entorno.

Fue impresionante ver la cantidad de alimento que había en ese río por Dios!! levantamos una piedra y salieron un sin fin de larvas y ninfas preciosas!! acá les dejo algunas de ellas 🙂

Completamente impresionante!!!

También alcance a ver una mayfly preciosa en estado adulto, pero lamentablemente no se dejó fotografiar 🙁

Luego de concientizarnos que estábamos en ese lugar y no estábamos soñándolo, comenzamos a disfrutar de la pesca…

Les puedo decir que no fue nada fácil entender el río… el agua es rapidísima!! y las truchas se encuentran al fondo de las zonas más lentas del río… en los eddies atrás de las piedras, en las juntas de corrientes, etc… lo anterior hacía muy difícil llegar con nuestras moscas al lugar donde los peces se estaban alimentando.

Con mis amigos dimos una vuelta laaarga sin lograr ni un pique, mientras los del grupo Cachapoal4 ya llevaban más de una captura…

 

Entre tanto yo probaba y probaba estrategias pero nada funcionaba… hasta que luego del almuerzo encontré el punto.

La estrategia final que me resultó fue configurar mi equipo con dos ninfas, la de la punta final muy lastrada para que bajara lo más rápido posible y a unos 20 cm una cazadora. El indicador de pique lo colocaba entre un metro a metro y medio de la segunda mosca, según la recomendación de uno de los integrantes de Cachapoal4

Les dejo la mosquita que usé como ancla para acelerar la bajada… 🙂

Oreja de Liebre by Toto®

Lista de Materiales:
Hilo: 16/0 color blanco
Anzuelo: Daiichi 1710 #14 2x long
Cola y patas: Fibras de cola de faisán dorado
Ribete: Alambre de cobre color natural
Cabeza: Bead Head 3,5 mm
Abdomen y Tórax: Dubbing de oreja o máscara de liebre
Caja alar: Tinsel perlado y resina UV

Espero les guste!!!

Bueno, volvamos al paseo… Como les decía, la pesca fue muy difícil pero luego de muchos intentos logré mi primer pique… fue muy emocionante porque lancé a una línea de agua donde estaba seguro que había una trucha… la línea derivó perfecto y el pique no se hizo esperar… fue un trucha más que grandecita y que no dudó ni un segundo en salir disparada hacia el medio de la corriente mientras yo trataba de traerla para que cruzara hacia mi lado del río… lamentablemente nunca lo hizo y gracias a su fuerza y la de la corriente logró soltarse sin selfie 🙁 . Al menos hubo testigos del momento así es que no se puede decir que fue algo que me soñé…jejejeje, pero debo reconocer que ese fugaz instante me dio toda la confianza que necesitaba… ahora sabía que mis moscas estaban llegando a donde tenían que llegar…

El siguiente pique se vino rápidamente y esta vez si estuvo el campo a mi favor… el resultado, una hermosa marrón pintona que me revitalizó el alma, ya que tenía un par salidas sin fotos de truchas a mi haber 🙂

Y eso fue todo… luego ya se nos hacía tarde para el regreso, por lo que no nos quedaba más que empacar las cosas e iniciar el regreso, lleno de nuevas experiencias y lecciones aprendidas…

A los de Cachapoal4 aún les quedaban algunos minutos después nuestra partida, y me hicieron llegar estas lindas fotitos 🙂

 

Y bueno… qué más decir… un día redondo!!

Solo me queda agradecer a todos por la linda entrega y amistad. Espero de corazón poder ver muy luego en el río a Charlie, y doy por sentado que esto se repetirá con David y Guille…

Sobre Cachapoal4, gracias por la ayuda, guía y amistad… y nada más que desearles el mayor de los éxitos en todos sus proyectos que estoy seguro serán de una factura excelente… y sobre todo, de verdad gracias por salvarme de pasar un muy mal rato en el medio del río 😐

Un abrazo gigante a todos!!!!

Toto

 

One thought on “Mis 2 amigos Gringos pescando en la cuenca del Cachapoal”

  1. Sebastián dice:

    Bonito reporte toto felicitaciones las fotos dejan clarito aquello de aguas muy rápidas ..
    Un verdadero pescador cuenta las “ganancias y las perdices” o sea no cuenta cuando le va bien…
    saludos

Deja un comentario...

Translate »